Conoce el Museo del Ferrocarril y su historia

Abierto en 1984, este museo da a conocer la historia y evolución ferroviaria de España. Ubicado en la antigua estación de las Delicias, que tiene su origen en 1880, y que es la decana de las estaciones monumentales de Madrid, el Museo del Ferrocarril, exhibe una importante colección de material histórico ferroviario, que está considerada entre las más importantes y completas de Europa. 

La antigua estación de Las Delicias, inaugurada por los reyes Alfonso XII y María Cristina, es sin duda un ejemplo significativo de la llamada “arquitectura del hierro”, que dejó gran huella en el siglo XX. Su valor histórico es resaltado dentro del museo dedicado al mundo ferroviario en España. 

Objetivo del museo 

Conservar, estudiar y difundir el patrimonio histórico y cultural ferroviario es el objetivo primordial del Museo del Ferrocarril ubicado en Las Rozas. Atesora una impresionante colección de más de 4.800 piezas, de carácter único y excepcional que explican detalladamente la historia del ferrocarril en España. 

Esta amplia colección ha sido lograda a través de cesiones, compras o donaciones. Con el transcurrir del tiempo ha ido aumentando considerablemente y su valor para diferentes estudios e investigaciones es preponderante.  

Qué se puede ver 

Gracias al museo se impulsan investigaciones sobre el patrimonio ferroviario, entre las casi cinco mil piezas de colección que agrupa, más de 400 son propiamente vehículos de material rodante. Encontrándose locomotoras de vapor, eléctricas o con motor diésel, coches viajeros, trenes completos, vagones de mercancía o furgones. Elementos que datan entre las décadas de 1860 y 1980.  

Se puede observar la locomotora “el  Alagón”, construida en 1861 en Francia y la “Tardienta” que fue fabricada en 1862 en Gran Bretaña. Forman parte de los modelos de locomotoras que rodaron por Europa desde mediados de la década de 1820 y por España a partir de 1848.

Otra locomotora expuesta es la eléctrica “Trifásica Nro 3”, construida en Suiza en 1907 por la compañía Brown Boveri et Cie, y es un ejemplo del progreso tecnológico vivido en España a raíz de las primeras electrificaciones de tramos ferroviarios. Ocurriendo la primera en la provincia de Almería entre las estaciones de Santa Fé-Alhama y Gérgal en 1911.  

En cuanto a maquinaria de tracción diésel, se expone la locomotora diésel- eléctrica 1615. De origen norteamericano y que fue construida por la American Locomotive Company, conocida como la “Marilyn”. Vagones y  furgones eran parte del material que remolcaba las locomotoras, en el museo también pueden observarse algunos de ellos, de diferentes épocas.

Entre la exposición destaca un coche de viajeros de tercera clase C-16, construido en 1891 en Gran Bretaña, que parece muy extraño porque no tenía pasillo de comunicación entre los departamentos, por lo tanto el interventor accedía a él jugándose la vida apoyándose en unos estribos y pasamanos exteriores. 

Igualmente en el museo se encuentran piezas ferroviarias construidas en España, destacando el vapor “Confederación”, fabricado íntegramente en España por la compañía Maquinista Terrestre y Marítima en la década  de 1950. 

Cómo están divididas las salas 

Entendiendo que su premisa principal es mostrar todo ordenado y coherentemente, atendiendo las claves principales en la historia del sistema ferroviario. El museo ofrece en sus diferentes salas exposiciones que abarcan temáticas relacionadas con la tracción ferroviaria, en sus tres aplicaciones, es decir a vapor, eléctrica y diésel. 

Igualmente se exponen todo lo referente a las infraestructuras de vías de instalación, el control del tráfico ferroviario, exposiciones de maquetas a escala con trenes en movimiento y la importancia de la medida del tiempo en el mundo del ferrocarril. 

Entendiendo los objetivos básicos de un museo, que son conservar, estudiar y difundir, dentro del Museo del Ferrocarril se propone una visita donde se puede conocer cómo eran y cómo funcionaron estos objetos, además de diferentes artilugios y vehículos ferroviarios distribuidos en diferentes salas. 

En la Nave Central, se pueden contemplar material rodante y piezas de menor tamaño distribuidas entre los andenes. En la Sala de Infraestructura, se recogen las características elementales en la construcción de ferrocarriles y sus piezas. Otra Sala es la de Andaluces, tomando el nombre de la primera locomotora fabricada por la Compañía de Andaluces, y que se expone ahí.

Se encuentra también la Sala de Relojes, con una sencilla pero variada muestra de relojes, Enclavamiento de Algodor, que se ubica en las vías exteriores, donde se incluye la mesa de palanca y el puente de señales. Y en la Sala de Modelismo, se puede disfrutar de una hermosa muestra del ferrocarril en miniatura.